Desde OcioLibre, desaconsejamos que intenten hacer esto es sus casas.

Esto es la historia que me contó una amiga hace tiempo:

Salgo de la ducha….. me miro al espejo y pienso en voz alta:
“! Qué bueno sería tener unas tetas más gordas!”.
Mi marido que lo ha oído, en lugar de decir:
“¡No es verdad!”, como dice normalmente, dice: “Si quieres que te crezcan, debes pasarte un trozo de papel higiénico entre las tetas durante algunos segundos”.
Con muchas dudas, pero decidida a probar todo, cojo un trozo de papel higiénico y me lo paso entre las tetas durante algunos segundos. Después le pregunto:
“¿Durante cuanto tiempo lo tengo que hacer?”
Y él me contesta:
“Tienes que hacerlo todos los días durante varios años”.
Le digo:
“¿Tú estas seguro de que pasándome un trozo de papel higiénico entre las tetas todos los días durante unos años éstas me crecerán?.
Y él me respondió:
“Si te ha funcionado con el culo, ¿Por qué no te va a funcionar con las tetas?.

Mi marido está todavía vivo, y después de algunos meses de
rehabilitación, quizás vuelva a caminar.